Mayor mercado asiático de flores convierte a los «influencers» en estrellas

AFP

Cajas de rosas, lilas y claveles se acumulan mientras la «influencer» Caicai propone directamente en línea a miles de internautas las mejores ofertas desde un pequeño estudio en el más grande mercado asiático de flores.

El comercio electrónico es un negocio enorme en China, y los «influencers» han hecho fortunas promoviendo productos de marcas de lujo y cosméticos.

Ahora la industria hortícola de China, valorada en 25.100 millones de dólares, está entrando en el negocio y los compradores cada vez más usan sus teléfonos inteligentes para adquirir flores.

El comercio en línea representa ahora más de la mitad de las ventas del sector.

«Cinco ramos por solo 39,8 yuanes (6,25 dólares) para los que piden ahora mismo», dice la joven de 23 años, una oferta que repite durante ocho horas por día.

«Cuando vendes algo por mucho tiempo, las palabras llegan naturalmente», comentó a AFP.

Pero los ingresos son impredecibles.

«La venta de flores varía en las temporadas altas y bajas, así que los ingresos de alguien que transmite en vivo son muy variables. Lo que puedo decir es que cuanto más trabajas, más suerte tendrás», explicó, mientras sus colegas colocaban los ramos en cajas de cartón para ser enviados.

La demanda de flores ha crecido en China al mejorar las condiciones de vida, y la provincia sureña de Yunnan es el epicentro del auge económico gracias a su clima moderado todo el año.

La capital provincial de Kunming tiene el mercado de flores más grande de Asia y el segundo mayor del mundo después de Aalsmeer, en Holanda.

– Flores vitales –

Cada tarde comienza una subasta de rosas en una enorme sala con más de 600 compradores que adquieren la oferta del día desde sus pantallas.

«Yunnan representa alrededor de 80% de la producción china de flores y entre 70% y 80% de las flores vendidas pasan por la sala de subastas», indicó Zhang Tao, responsable de logística del mercado.

«Eso representa en promedio más de cuatro millones de flores vendidas por día. Para el San Valentín chino vendimos 9,3 millones en un día», agregó.

Se envían en 48 horas a toda China.

En el sector al detalle del mercado, otra «influencer», Bi Xixi, muestra flores y ramos para vender a sus suscriptores en línea.

Vistiendo un tradicional vestido chino mientras pasa de un puesto a otro con su teléfono sujeto a una extensión, la joven de 32 años ofrece las flores a sus 60.000 suscriptores.

Ella alza las flores y las muestra en su pantalla mientras los compradores hacen sus pedidos.

Bi Xixi comenzó a transmitir en vivo a inicios del año pasado cuando China se vio paralizada por la pandemia del covid-19. Fue entonces que se percató de que la gente quería ver en línea las flores que ya no podía salir a comprar.

Ahora, en un día bueno, dice que logra vender por 150.000 yuanes (23.500 dólares) de flores en tres horas de transmisión.

Ella se deja una comisión de 10% y es optimista sobre el futuro del negocio.

«La gente aprecia cada vez más los rituales. Las flores les dan una sensación de felicidad y los jóvenes comienzan a comprar flores», comentó.

El mercado está lejos de saturarse, según Qian Chongjun, jefe de la Corporación de Flores Dounan, una de las empresas más grandes del mercado.

«Muchas familias adoptaron el hábito de comprar flores cada semana, creo que un día serán una necesidad vital, como el aire y el agua», vaticinó Qian.