La corona de Biggie se vende a casi 600.000 USD en exitosa subasta de hip hop en NYC

AFP

La icónica corona plástica del rapero Biggie se vendió a casi 600.000 dólares, el doble del máximo previsto: la primera subasta de Sotheby’s dedicada al hip hop en Nueva York fue un éxito y recaudó un total de dos millones de dólares, con 91% de los lotes vendidos.

«Estamos emocionados con los resultados de la histórica subasta del hip hop en Nueva York, su lugar de nacimiento», dijo Cassandra Hatton, especialista de Sotheby’s a cargo de la venta, tras el remate celebrado el martes de noche.

La corona vendida a 594.750 dólares tras una intensa puja de siete minutos entre cinco interesados fue la que lució The Notorious B.I.G. –famoso por éxitos como «Juicy,» «Big Poppa» e «Hypnotize»– durante su última sesión de fotos en 1997, solo tres días antes de su estremecedor asesinato en Los Ángeles.

El fotógrafo Barron Claiborne, quien inmortalizó la imagen del artista que nació bajo el nombre de Christopher Wallace para la revista Rap Pages, fue quien la puso a la venta.

Un disco de vinilo muy especial se convirtió en el más caro de hip hop jamás subastado: el sencillo original «Beat Bop» de los raperos Rammellzee y K-Rob, un single con arte original de Jean-Michel Basquiat de 1983, se remató a 126.000 dólares, superando su precio máximo estimado en más de 50 veces.

Además de crear la tapa del disco, influenciada por el grafiti, y el logo de la disquera, Basquiat también produjo, dirigió y lanzó de manera independiente el vinilo en una edición de apenas 500 copias con su propio sello discográfico Tartown Inc.

Otra joya de la subasta, una colección de 22 cartas de amor firmadas por Tupac Shakur y dirigidas a su novia Kathy Loy, que se remontan a su adolescencia en Baltimore, fueron vendidas por 75.600 dólares, dentro del precio estimado de 60.000 a 80.000.

Tupac –autor de éxitos como «California», «Changes», «Dear Mama» y «All Eyez On Me»– también murió asesinado, unos meses antes que Biggie. Las muertes de estos dos grandes del hip hop siguen sin ser resueltas.

Más de 400 compradores de 19 países participaron en la venta, informó Sotheby’s.

Una porción de lo recaudado será destinado a organizaciones caritativas, incluido el programa de música y DJ «Building Beats» (Construyendo ritmos) destinado a jóvenes de barrios pobres.