Huracán Isaías gana fuerza en el Caribe rumbo a Florida, epicentro de la pandemia

AFP

El enorme huracán Isaías soplaba este viernes sobre las Bahamas y se encamina hacia Florida amenazando con fortalecerse a categoría 2, en momentos en que ese estado del sureste de Estados Unidos lidia con el avance implacable de la pandemia del coronavirus.

Isaías ganó intensidad la noche del jueves después de pasar por República Dominicana y actualmente sopla con vientos máximos sostenidos de 130 Km/hora cerca las islas Bahamas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Actualmente el fenómeno es una tormenta grande de categoría 1 con vientos que se extienden hasta 335 Km desde su centro. Se desplaza hacia el noroeste a unos 28 km/hora.

«Es posible un fortalecimiento hoy (viernes) y se espera que Isaías se mantenga con fuerza de huracán los próximos días», escribió el NHC, con sede en Miami. 

Pasará cerca de las Bahamas la noche del viernes y estará sobre o cerca del este de la península de Florida el sábado o el domingo.

El archipiélago de Bahamas está bajo aviso de huracán y la costa sureste de Florida bajo advertencia de tormenta tropical.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, anunció la noche del jueves una relajación de las estrictas medidas de confinamiento por la pandemia para permitir a los residentes prepararse para el huracán.

Sin embargo, advirtió: «No usen este período de preparación de huracanes para socializar y visitar amigos o familiares», dijo en conferencia de prensa.

«Estamos en medio de una pandemia y si no actuamos de manera responsable, las consecuencias podrían ser graves», añadió.

Es el primer huracán que pasa por Bahamas desde que Dorian, con categoría 5, destruyera el año pasado dos de sus islas al estacionarse despiadadamente por tres días sobre el archipiélago.

– Un huracán en medio de la pandemia –

Isaías dejó el jueves severas inundaciones y deslaves a su paso por Puerto Rico, además de árboles y postes caídos, viviendas anegadas y miles de personas sin electricidad.

«¡Si están viendo esto, por favor, necesitamos ayuda!», imploraba un hombre de Mayagüez, en el oeste de la isla, en un video donde mostraba a su familia en el techo de su automóvil, mientras la riada ascendía y tomaba la casa.

Mientras tanto, el estado de Florida en EEUU, ya devastado por la pandemia y con los hospitales desbordados, se prepara para el golpe del huracán Isaías probablemente como categoría 2 –es decir, con vientos de más de 154 Km/hora.

El gobernador Ron DeSantis urgió la noche del jueves a los residentes a asegurarse de que «tienen un plan y comida, agua y medicinas para siete días».

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, señaló a su vez que el condado cuenta con 20 refugios que aún no han sido activados debido a las incertidumbres que aún persisten sobre la trayectoria de la tormenta.

Los centros de pruebas de covid-19 en Florida están cerrados desde el jueves hasta que sea seguro reabrirlos.

«Todas son estructuras de campaña que no pueden resistir vientos de tormenta tropical», explicó la División de Manejo de Emergencias de este estado al informar su cierre.

Florida lleva varias semanas sumando cerca de 10.000 nuevos casos de coronavirus por día y el jueves registró 253 muertos, un récord en el estado por tercer día consecutivo.

Con 21 millones de habitantes, Florida superó recientemente a Nueva York (este) y se mantiene como el segundo estado con más casos de covid-19 en EEUU, apenas por debajo de California (oeste), que tiene el doble de población.