Estados Unidos advierte de posible intensificación de ataques rusos contra Ucrania

AFP

“El Departamento de Estado dispone de informaciones según las cuales Rusia intensifica sus esfuerzos para lanzar ataques contra la infraestructura civil e instalaciones gubernamentales de Ucrania los próximos días”, indicó la embajada estadounidense en Ucrania en su página web.

Washington pidió además a sus ciudadanos que salieran del país a través de “los medios de transporte terrestre privados disponibles”. 

La advertencia se produce la víspera de la celebración del Día de la Independencia de Ucrania, que este año coincide con los seis meses de la invasión rusa. 

En los últimos días, las autoridades ucranianas habían advertido de la posibilidad de nuevos ataques rusos. 

Este martes, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, reconoció que “cada día” existía una amenaza de nuevos bombardeos contra Kiev, la capital y dijo que en caso de ataques, habrá una “respuesta poderosa”. 

Tras el repliegue de las fuerzas rusas del entorno de Kiev a fines de marzo, los principales combates se concentran en el este de Ucrania, donde Moscú conquistó lentamente terreno antes de entrar en un estancamiento, y en el sur, donde las tropas ucranianas dicen efectuar una lenta contraofensiva.

– Infraestructuras y edificios gubernamentales –

“Sabemos que tienen como objetivo principal las infraestructuras o los edificios gubernamentales, pero nada ha cambiado fundamentalmente desde el 24 de febrero”, cuando inició la invasión, dijo Zelenski en una rueda de prensa. “Esto es lo que hace Rusia todo el tiempo”, añadió. 

Rusia sigue apuntando regularmente a las ciudades ucranianas con misiles de largo alcance, aunque hasta el momento, rara vez se ha alcanzado la capital, Kiev, y sus alrededores.

A la capital llegó el martes el presidente de Polonia, Andrzej Duda, para reunirse con su par ucraniano y reafirmar su apoyo al país frente a la invasión de Moscú.

Polonia ha sido uno de los apoyos más incondicionales de Ucrania en la Unión Europea (UE) y uno de los mayores críticos de Rusia, al contrario de Alemania y Francia, criticados por sus posiciones a veces moderadas. 

El líder polaco desea seguir apoyando a Kiev, incluso políticamente, para “persuadir a otros países a ofrecer apoyo”, explicó Pawel Szrot, el jefe de la administración presidencial polaca, en una rueda de prensa. 

Varsovia insistirá además en la necesidad de sancionar a Moscú con “medidas restrictivas decisivas” que permitirán a los ciudadanos rusos comprender “la grave agresión cometida por su país”, indicó.

– “Murió en el frente” – 

El conflicto ha golpeado con fuerza en el mercado energético mundial y hace temer un invierno difícil en Europa por la escasez de gas proveniente de Rusia, que ha disparado los precios de la energía.

Pero la guerra también se ha cobrado la vida de miles de civiles y soldados. El lunes, el comandante en jefe del ejército ucraniano, el general Zaluzhny, admitió que cerca de 9,000 militares habían muerto desde el inicio de la invasión el 24 de febrero. 

El mismo día, ante una “guerra que dura y parece que va a durar”, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, anunció que la Unión planeaba organizar una misión “de entrenamiento y de asistencia” al ejército ucraniano en los países vecinos. 

La propuesta será discutida la próxima semana en República Checa por los ministros europeos de Defensa.

El ejército ucraniano también se prepara para una guerra de largo aliento. 

Un consejero de la presidencia ucraniana, Mijaílo Podoliak, afirmó el lunes a AFP que Moscú, pese a sus llamamientos a Ucrania para negociar, quería en realidad obtener “una pausa operativa para su ejército” antes de lanzar “una nueva ofensiva”.

Las tensiones entre ambos países cobraron un nuevo impulso en los últimos días tras la muerte el sábado de Daria Duguina en una explosión de su coche. 

Cientos de personas se reunieron este martes en Moscú para sus funerales. Duguina, periodista y politóloga de 29 años, era la hija de Alexander Duguin, un ideólogo cercano al Kremlin y apoyaba firmemente la ofensiva rusa en Ucrania. 

“Murió en el frente para la nación, para Rusia. El frente está aquí”, declaró Douguin. 

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, dijo por su parte que no habrá “ninguna piedad” para los asesinos de Duguina.

Los servicios de seguridad rusos acusan al servicio secreto ucraniano de manipular el coche, pero Kiev niega cualquier implicación.