Justicia francesa ordena nuevo juicio contra TÜV, la certificadora de prótesis PIP

Tipografía

Para la asociación de víctimas PIPA, "la decisión de la Corte de Casación vuelve a dar esperanza a miles de víctimas en el mundo". "Con este revés a la estrategia de TÜV, la Corte suprema francesa allana el camino al juicio colectivo más grande del mundo", celebró la asociación.

La Corte de Casación francesa ordenó el miércoles un nuevo juicio para el certificador TÜV en el caso de las prótesis mamarias defectuosas PIP, anulando así una decisión de un tribunal de apelación que desligó de responsabilidades a la empresa alemana.

Antes de certificar el producto como conforme, TÜV había efectuado trece controles en la planta de PIP entre octubre de 1997 y enero de 2010, sin constatar fallas a la reglamentación.

Esta decisión de la Corte de Casación, muy esperada por miles de víctimas de PIP, vuelve a enviar el caso al tribunal de apelaciones de París.

Para la asociación de víctimas PIPA, "la decisión de la Corte de Casación vuelve a dar esperanza a miles de víctimas en el mundo". "Con este revés a la estrategia de TÜV, la Corte suprema francesa allana el camino al juicio colectivo más grande del mundo", celebró la asociación.

"Se abrió el camino para la indemnización de los 400.000 pacientes víctimas en el mundo", reaccionó el abogado de la asociación, Olivier Aumaitre. "Con 15.000 euros por paciente llegamos al monto de 6.000 millones de euros", agregó.

TÜV repitió en un comunicado que "el fraude cometido por PIP no era posible que fuese detectado por TÜV Rheinland LGA Products GmbH y no podía ser descubierto en el marco de las misiones de reglamentación atribuidas a los organismos notificados".

La abogada de TÜV, Cécile Derycke, subrayó que la Corte de Casación "no zanja los temas de responsabilidad".

El escándalo de las prótesis mamarias de la compañía francesa Poly Implant Prothèse (PIP) saltó a la luz pública en marzo de 2010, cuando se supo que la empresa utilizaba un gel de silicona no homologado para uso médico en vez del gel Nusil autorizado, que declaraba emplear. 

Casi un millón de prótesis defectuosas fueron comercializadas entre 2001 y 2010 por PIP. Se estima que la cantidad de víctimas en el mundo alcanza las 400.000 personas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS