Prevenir la violencia a través de proyectos que involucren a niños y jóvenes, es el objetivo de varias instituciones. Bajo ese enfoque, en Guarjila llevan a cabo el proyecto “Comunidades sin Barreras” donde promueven espacios de convivencia, inclusión educativa y el programa “Habilidad para la Vida”.

Niños que van desde los cincos años en adelante, aprenden las técnicas de karate en Santiago de María Usulután. En una escuela de arte marcial que es impulsada por La Casa de Encuentro Juvenil con el apoyo de la alcaldía de dicho municipio.

Más artículos...