El palo encebado

Tipografía

Los más valientes de Ilopango se quitaron la camisa para probar suerte en el palo encebado. Lo embarraron con grasa, algo que no desanimó a una bella dama quien llego a representar a las lugareñas. Escucharon consejo y se untaron tierra en las manos y brazos para probar una y otra vez más, hasta que en equipo lograron el tan anhelado premio.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS