Comiendo con el enemigo

Tipografía

Las sirenas de los caballos de hierro lloraron camino a la Colonia San Carlos en Zacatecoluca. El objetivo era sorprender al “Spike” un miembro de estructura criminal. El esposo de quien un día, fue la encargada del comedor de la Subdelegación de Zacate. Por años estuvo cerca de la sede policial sin ser detectado. Dan gracias a Dios que no fueron envenenados ni entregados a la huesuda. 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS