En al aula de Nanotecnología de una universidad privada de San Salvador nació posiblemente un alivio para la población y los médicos al realizar un tipo de respirador artesanal mecánico automatizado.

La casa de don Santos es una increíble caja de sorpresas, tiene antiguedades y huesos colgando como decoraciones en su hogar. Un mini teleférico artesanal y hasta un trapiche para sacarle el juguito a la caña!

Ante la terrible situación del Coronavirus, un hijo del mundo circense pinta su rostro para enviarle un mensaje positivo a las familias salvadoreñas. “Tito” es un payasito que modificó las letras de varias cancioncitas para invitar a la prevención.

En el bello Santo Tomás encontramos a padre e hijo con las manos en las tijeras. Ellos estaban elaborando mascarillas artesanales para ayudar a muchas familias que no pueden adquirir una por sus propios medios.

Fuimos a recorrer las calles de la ciudad morena para verificar que los santanecos estarían cumpliendo con su cuarentena domiciliar. Las calles lucían desoladas y con pocos vehículos en tránsito.

Hay un sector de la población muy vulnerable bajos los cielos del lindo pulgarcito. Le hablamos de una larga lista de indigentes que duermen y deambulan por las calles del territorio salvadoreño. Conocimos a doña Marta y ésta es su historia!

Durante muchos años las confecciones de vestidos de boda en el tallercito “Modas Jenni” han sido un éxito en Aguilares. Hoy por hoy, las confecciones han cambiado y estan elaborando lindas mascarillas estampadas.

Más artículos...