Bezil se suma a los cerca de 4.000 migrantes, principalmente de Haití, Cuba, República Democrática del Congo, India, Camerún, Bangladesh y Angola, que se encuentran en diferentes centros de acogida de Panamá a la espera de continuar su viaje, primero hacia Costa Rica y luego Estados Unidos.

Envueltos en el humo de los gases, los manifestantes se dispersaron, pero algunos regresaron para lanzar piedras en la vía de acceso al aeropuerto. Posteriormente llevaron un camión cargado de tierra para vaciarlo en medio de la calle, interrumpiendo el paso.

Tras una muy tensa sesión de debates acalorados, que duró hasta pasada la medianoche, el Parlamento (Knesset) votó su propia disolución y la convocatoria de nuevas elecciones, a instancias del Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu, apenas un mes después de haberse constituido esta cámara tras las legislativas del 9 de abril.

Más artículos...