Trump y su esposa Melania fueron acogidos al mediodía en el Palacio de Buckingham con toda la pompa que corresponde a una visita de Estado. Fueron recibidos al pie del helicóptero presidencial por el príncipe Carlos y su esposa Camila, que los acompañaron bajo una salva de cañón hasta la entrada del palacio donde los esperaba la reina de 93 años.

Más artículos...