"Ya no los podemos acoger (...) nuestro país está lleno", afirmó el presidente estadounidense, que sostiene que las llegadas de migrantes y refugiados que huyen de América Central constituyen una emergencia nacional. "Den media vuelta, así es la cosa".

Más artículos...