El servicio meteorológico estadounidense (NWS) emitió una nada común alerta roja "extrema" para gran parte de la región de Los Ángeles, con rachas huracanadas de 130 km/h en las áreas montañosas, creando condiciones "extremadamente críticas" en el sur de California, estado muy propenso a los incendios forestales.

Más artículos...