El llamado "María", que se desató en las últimas horas del jueves, amenaza a dos pequeñas ciudades agrícolas. Hasta el momento, ha provocado la evacuación de más de 7.000 personas y devorado 2.000 hectáreas, según los bomberos en este condado del sur del estado, en el área metropolitana de Los Ángeles.

"El fuego en la región es impresionante, afecta más de 50.000 hectáreas, y crean dificultades de logística", dijo después de sobrevolar la zona el coordinador del Centro Nacional de Gerencia de Riesgos, Paulo Barbosa de Souza, citado por un boletín de la gobernación de ese estado limífrofe con Paraguay y Bolivia.

Más artículos...