Agricultores manifiestan en la frontera franco-española por un precio mínimo para las frutas

Tipografía

Los organizadores de esta acción, que provocó varios kilómetros de embotellamientos, querían comparar los precios de las frutas y hortalizas importadas con los precios de productos franceses para poner en relieve las "distorsiones" de la competencia dentro de la UE.  

Unos cincuenta agricultores franceses bloquearon el jueves más de un centenar de camiones en el peaje de Boulou, en la frontera franco-española, para reclamar precios mínimos para las frutas y hortalizas importadas dentro de la Unión Europea (UE).  

La acción "simbólica", organizada por la Confederación de Agricultores franceses en vista de las elecciones europeas del 26 de mayo, duró alrededor de una hora, antes de ser interrumpida por la policía.

Los organizadores de esta acción, que provocó varios kilómetros de embotellamientos, querían comparar los precios de las frutas y hortalizas importadas con los precios de productos franceses para poner en relieve las "distorsiones" de la competencia dentro de la UE.  

Pero pocos camioneros se prestaron al juego de los manifestantes. No obstante, estos últimos obtuvieron algunas muestras de albaricoques españoles, que según ellos iban a ser vendidos a 1,45 euros, mientras que el precio de coste en Francia oscila entre 1,60 euros y 1,80 euros, dependiendo de la Confederación. 

Según la Confederación, el problema es aún más grave en el caso de las fresas o tomates, que se importan de España por 0,65 euros el kilo, frente a un precio de coste en Francia de entre 1 y 1,50 euros.

En 1988, había 11.873 agricultores en los Pirineos Orientales franceses, frente a 2.700 actualmente, según la Cámara de Agricultura francesa. Este descenso se atribuye a la competencia española, que se beneficia, en particular, de menores costes laborales. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS