Argentina congela precios y tarifas ante aceleración inflacionaria

Tipografía

Las medidas, heterodoxas dentro del plan acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un auxilio de 56.000 millones de dólares, complementan una decisión del Banco Central anunciada el martes, de mantener hasta fin de año el tipo de cambio dentro de una banda inamovible, entre 39,75 y 51,45 pesos por dólar.

El presidente argentino, Mauricio Macri, acordó una estabilización en precios de 60 productos básicos y tarifas de servicios públicos, en un intento por frenar el alza en la inflación, que ha minado su popularidad justo cuando busca su reelección en los comicios de octubre.

Las medidas, heterodoxas dentro del plan acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un auxilio de 56.000 millones de dólares, complementan una decisión del Banco Central anunciada el martes, de mantener hasta fin de año el tipo de cambio dentro de una banda inamovible, entre 39,75 y 51,45 pesos por dólar.

Este miércoles, el tipo de cambio se ubicaba en los 42,40 pesos por dólar, tras haber tocado los 45 hace pocos días.

"Necesitamos un alivio todos. Así que espero que (las medidas) ayuden a recorrer los próximos meses hasta que las cosas de fondo empiecen a funcionar", dijo Macri en un mensaje grabado.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, indicó en rueda de prensa que las medidas "traen alivio en un momento difícil para las familias", agobiadas por una inflación en marzo de 4,7% y de 54,7% en los últimos doce meses. 

Sin embargo, agregó: "Estamos convencidos de que vamos a ganar la batalla contra la inflación, siguiendo adelante reformas estructurales que venimos implementando desde diciembre de 2015", cuando Macri asumió la presidencia.

Macri, que gobierna con la coalición de centro-derecha Cambiemos, avanzó en la eliminación de numerosos controles y subsidios, luego de años de política proteccionista de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), del peronismo de izquierda.

 

- Alimentos y tarifas -

 

El plan contempla un acuerdo entre el gobierno y las empresas para mantener durante seis meses los precios de 60 productos básicos, entre estos aceites, arroz, harinas, pastas, leche, yogur y azúcar, entre otros. También incluye algunos cortes de carne vacuna.

En marzo, la suba en los alimentos alcanzó el 6%, mientras que el índice anualizado mostró un incremento del 64%.

"El problema es que nos vamos a poner contentos si en abril la inflación da 3%, aunque sería altísima igual. Ya no se puede más", señaló Sergio Albacete, de 50 años.

Para las tarifas de los servicios como electricidad, gas, transporte público y telefonía celular, el gobierno acordó que no haya nuevos incrementos en el año y se comprometió a asumir la diferencia en algunas subas ya autorizadas a las empresas.

"Yo les creo en las intenciones, pero no sé si va a funcionar", dijo a la AFP Ariel Delgado, un comerciante de 30 años. "Es más de lo mismo, pero con otro dibujo, ojalá funcione porque no quiero que ganen los otros", dijo respecto a la oposición que busca impedir que Macri obtenga otro mandato.

Alicia Pesado, empleada en una librería, señaló con fastidio que las medidas no incluyen una protección contra despidos. "A mí me preocupa la subsistencia, llegar a fin de mes. En la librería antes éramos seis vendedores, ahora quedamos dos, no se vende nada", dijo con preocupación.

Las tarifas, que durante años tuvieron importantes subsidios, son uno de los rubros que más aumentó en los últimos años. El transporte, el ítem con la mayor suba, acumuló 67,5% en doce meses hasta marzo. 

Los jubilados y familias que reciben ayuda social tendrán algunos beneficios con accesos a créditos. También habrá un alivio impositivo para las pequeñas y medianas empresas que exporten.

 

- Seis meses clave -

 

Según Dujovne, Argentina está en el inicio de una nueva etapa. "Sentimos que estamos dejando atrás la inestabilidad cambiaria que vivimos con mucha crudeza el año pasado y que explica la inflación", evaluó.

La crisis económica argentina se desató hace un año con una corrida cambiaria. Para enfrentarla el gobierno acudió al FMI, del que hasta ahora ha recibido 38.900 millones, sobre el total de 56.000 millones.

Los altos niveles de precios al consumidor se dan en un contexto de recesión económica, con una caída del 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018, y en medio de un duro plan de ajuste fiscal. 

En acuerdo con el FMI, el gobierno de Macri se ha propuesto lograr el equilibrio fiscal este año, tras registrar un déficit de 2,4% en 2018 y de 3,9% en 2017.

Para el analista político Rosendo Fraga, los anuncios están vinculados con la cercanía de las presidenciales. "Seis meses tiene un contexto político, es hasta la segunda vuelta" electoral, dijo a la televisora TN.

La pobreza se elevó a 32% y el desempleo a 9,1% al cierre del año pasado, según datos oficiales.

Aunque aún no se han oficializado las candidaturas para las presidenciales de fin de año, un reciente sondeo de la empresa Sinopsis muestra que en una segunda vuelta Kirchner obtendría 45% de los votos, frente a 44% de Macri.

En cuanto a nivel de rechazo, la encuesta arroja 49% a Macri y 43% a Kirchner.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS