En un giro inesperado, Donald Trump decidió el miércoles poner fin a las separaciones de familias de migrantes que entraron de forma irregular a Estados Unidos y que provocaron indignación mundial y un profundo malestar en el seno de su partido republicano.

Más artículos...