Tras efectuar el trámite de salida de El Salvador en una oficina de la Dirección General de Migración (DGME), los salvadoreños cruzaron un puente sobre el fronterizo río Paz para ir al lado de Guatemala y hacer su chequeo de ingreso a esa nación usando solo su documento de identidad.

El alcalde Juan Manuel Gastélum, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), dijo a la televisora Milenio que grupos de migrantes "llegan en un plan agresivo, grosero, con cánticos, retando a la autoridad", y pidió al gobierno federal les aplique el artículo 33 constitucional, que contempla la expulsión inmediata del país sin derecho a juicio alguno.

El Rey, que controlaba la actividad del cártel en Ciudad de México, contó que pagaba personalmente sobornos al comandante de la Procuradoría General de la República (PGR) en la capital mexicana, a la policía federal de caminos que maneja también puentes y aeropuertos, a la policía judicial federal, estatal y municipal y "a Interpol también".

Más artículos...