Esta institución que, sorprendentemente, no hizo cambios en su política monetaria, redujo sus previsiones de crecimiento para 2019 y 2020 a 1,2% y 1,5% respectivamente, contra 1,7% para ambos años de acuerdo a las anteriores, que datan de noviembre. 

La primera ministra británica, Theresa May, reiteró la exigencia de su Parlamento, que en enero rechazó el acuerdo de divorcio, de revisar la salvaguarda prevista para Irlanda, algo que el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, rechazó durante su "firme pero constructiva" reunión en Bruselas.

Más artículos...