Talcigüín, que en lengua nahuat significa "hombre endiablado", es representado por hombres y jóvenes con túnicas y capuchas rojas, que con mucha anticipación preparan también la denominada "cruzada de azotes" para limpiar de pecados a quienes se encuentran a su paso en la plaza central de la localidad.

El mandatario boliviano reveló que solicitó a la estatal Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) "que prepare un buen documento ante Naciones Unidas, (pues) analizamos una intervención en esa instancia", dijo Morales al diario digital de El Deber, que lo entrevistó junto a otros dos diarios locales.

Más artículos...