A pesar de la prohibición judicial, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo, asistieron a la primera molienda de la mina, ubicada en la provincia atlántica de Colón, junto con el cofundador y director ejecutivo de First Quantum Minerals, Philip Pascall.

Autoridades informaron que los migrantes no opusieron resistencia, porque funcionarios les habían prometido que les brindarían facilidades para obtener la "tarjeta humanitaria", que permite ingresar legalmente, tener empleo, educación y servicios de salud básicos en territorio mexicano.

Más artículos...