Feligreses rinden homenaje al beato Monseñor Romero

Tipografía

Los feligreses aprovecharon la peregrinación para clamar por paz para este país, cuya violencia social ha dejado en lo que va de año 54 homicidios por cada 100.000 habitantes

Miles de personas iniciaron el viernes una peregrinación que recorrerá 157 km desde la capital de El Salvador hasta Ciudad Barrios, en el noreste del país, para conmemorar los 100 años del natalicio del asesinado monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Con gorras y camisetas blancas con la inscripción "Caminando hacia la cuna de monseñor Romero" y portando sus retratos, los feligreses iniciaron el recorrido en la tumba del pastor, en la cripta de la catedral de San Salvador.

"Somos acompañados por nuestros mártires, por nuestros santos en esta peregrinación de la vida", declaró el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, durante una misa frente al mausoleo de Romero, previo a la procesión.

Además de Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 por denunciar la injusticia social, el arzobispo recordó que también fueron ejecutados en El Salvador el obispo de los militares Joaquín Ramos, 20 sacerdotes, cuatro religiosas estadounidenses y cientos de laicos, catequistas y predicadores de la palabra de Dios, quienes "murieron por la fe, viendo a Cristo en sus hermanos, sirviendo y perdonando a sus verdugos".

Monseñor Escobar evocó el momento en que, el 11 de mayo de 1977, fue asesinado el sacerdote Alfonso Navarro, quien, "con su cara destrozada por las balas, mientras era llevado al hospital (y) haciendo un gran esfuerzo dice: 'sé quienes me han hecho esto y quiero que sepan que los perdono'".

- Clamor de paz -

Los feligreses aprovecharon la peregrinación para clamar por paz para este país, cuya violencia social ha dejado en lo que va de año 54 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La batalla a muerte entre jóvenes de pandillas rivales genera una buena parte de los casi 10 homicidios diarios.

"Si estuviera monseñor Romero, les diría a los jóvenes que no se maten. Es duro ver caer jóvenes y jóvenes", reflexionó Jorge Rivas, un obrero que llegó desde la vecina ciudad de Apopa.

"La paz es lo que queremos, por eso estamos acompañando esta peregrinación. Confiamos en que monseñor Romero intercederá por nosotros", declaró la septuagenaria Cleotilde López.

Otra asistente, Cristina Miranda, dijo que participa en la procesión para "que los políticos y la sociedad concilien para solucionar los problemas del país".

- Peregrinación multitudinaria -

La peregrinación, que era custodiada por la Policía, salió desde la catedral y luego de recorrer la Alameda Juan Pablo II tomó el bulevar del Ejército. A su paso se iban sumando centenares de feligreses.

Tras los primeros cinco kilómetros de recorrido, el cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, destacó la enorme participación."Esta peregrinación superó nuestras expectativas, en cantidad, entusiasmo, entrega, alegría y esfuerzo", comentó."Creo que la historia del país se parte en dos ahora: una historia de tinieblas tan larga, pero ahora viene la historia de la luz que poco a poco va iluminando al país: Lo necesitamos, lo queremos, lo pedimos y lo vamos a construir entre todos", declaró Rosa Chávez.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS