PNC tiene indicios de que cuerpos encontrados son de familiares de miembro de Sonsonate

Tipografía

La Fiscalía reportó el jueves el hallazgo de cinco cuerpos en una fosa en las afueras de la ciudad de Nahuizalco, departamento de Sonsonate, 73 km al suroeste de San Salvador, en una zona asediada por pandilleros.

La PNC tiene indicios de que los cinco cuerpos hallados enterrados en una fosa el jueves son los de los familiares desaparecidos de un miembro del equipo de fútbol Sonsonante, un crimen por el cual fueron detenidos tres miembros de una estructura criminal, informó la policía.

"Hay indicios fuertes que los cuerpos encontrados son de los familiares de Omar Pimentel, preparador físico del equipo de fútbol Sonsonate", declaró en rueda de prensa el director de la policía, comisionado Howard Cotto, la noche del jueves.

La Fiscalía reportó el jueves el hallazgo de cinco cuerpos en una fosa en las afueras de la ciudad de Nahuizalco, departamento de Sonsonate, 73 km al suroeste de San Salvador, en una zona asediada por pandilleros.

El jefe policial señaló que pruebas como prendas personales encontradas en la fosa los lleva a "tener ese indicio fuerte que se trata de ellos".

Los familiares del preparador físico de Sonsonate, Omar Pimentel, estaban desaparecidos desde el pasado 16 de enero, e incluyen a su esposa Rosa de Pimentel y su hijo Marco Antonio Pimentel.

Las cinco personas desaparecieron luego de asistir a un partido de fútbol que disputó el Sonsonate en la ciudad del mismo nombre.

Cotto indicó que fueron detenidos por el caso tres miembros de una estructura criminal, identificados como Ronal Isaías Valencia, alias "Chufle", como supuesto autor intelectual del crímen, y Carlos Eduardo Cerna, alias "Guacalchia", y William Martínez, alias "Gato", por ser los presuntos autores materiales.

También fue detenida Jenny Mendoza, pareja de Martínez, señalada por la policía como colaboradora de la estructura criminal.

El jefe policial dijo que otras dos personas sin vínculos con dichas estructuras criminales fueron detenidas poco después de la desaparición de los familiares de Pimentel, porque tenían en su poder el automóvil en que viajaban las víctimas.

Según la policía, al menos 10 miembros de una estructura criminal participaron en el crimen, por lo que no descartaron otras detenciones.

Los cuerpos de las cinco víctimas fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal para realizar pruebas de ADN.

En 2018, El Salvador registró 3.340 homicidios, 15% menos que el año previo, aunque su tasa de 51 muertes por 100.000 habitantes lo mantiene como uno de los países sin guerra más violentos del mundo.

Las estructuras criminales tienen unos 70.000 miembros, de los que 17.000 están encarcelados.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS