Revelan fraude millonario en contratos de seguridad para transporte en Guatemala

Tipografía

Juan Francisco Sandoval, Jefe de la Fiscalía contra la Impunidad (FECI), dijo a periodistas que los empresarios del transporte de Ciudad de Guatemala desviaron fondos públicos por medio de empresas de seguridad, algunas de ellas inexistentes o con irregularidades.

La Fiscalía de Guatemala reveló este jueves un fraude millonario en contratos de seguridad para el transporte público de la capital en 2009, caso por el que fueron detenidos seis empresarios, informó el Ministerio Público.

Los detenidos son transportistas y representantes de firmas de seguridad privada, entre ellos el teniente coronel retirado Otto Bernal, quien intentó competir por la presidencia en 2015. 

También fue arrestado Carlos Quintanilla, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Colom (2008-2012).

Juan Francisco Sandoval, Jefe de la Fiscalía contra la Impunidad (FECI), dijo a periodistas que los empresarios del transporte de Ciudad de Guatemala desviaron fondos públicos por medio de empresas de seguridad, algunas de ellas inexistentes o con irregularidades.

En la investigación participó la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU que apoya el combate a la corrupción.

Sandoval indicó que las pesquisas han evidenciado el fraude por unos 2,4 millones de dólares, parte de 10,8 millones de dólares que el gobierno entregó a la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos para contratar 2.000 policías privados. 

El fiscal explicó que se conoce que varios de los gastos no fueron justificados y otros fueron utilizados para "la compra de bienes inmuebles" y un helicóptero. 

La policía detuvo a seis de las 13 personas involucradas y allanó las oficinas de cinco empresas de seguridad.

El caso surgió tras la investigación del llamado caso TransUrbano, un fraude por unos 35 millones de dólares en el sistema prepago de transporte de pasajeros que llevó en marzo pasado a la detención del expresidente Colom y la mayor parte de su gabinete. 

El caso TransUrbano sigue en investigación, mientras Colom y la mayoría de los detenidos por el caso se mantienen bajo arresto domiciliario.

El caso surgió en momentos que la Cicig está bajo ataque del presidente Jimmy Morales, quien acusa a la misión de extralimitarse en sus funciones y convertirse en un aparato paralelo de poder.

El rechazo de Morales a la CICIG llevó al mandatario a anunciar el fin de la misión el próximo año y prohibir el regreso al país del jefe de la comisión, el exjuez colombiano Iván Velásquez, quien junto con la fiscalía han pedido dos veces investigar al gobernante por sospechas de corrupción en su campaña de 2015.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS