Seis meses después, el coro de Notre Dame lucha por mantener viva su voz

Tipografía

Desde el siniestro del 15 de abril, el prestigioso coro de Notre Dame, una institución que nació con la catedral en el siglo XII, ha tenido que encontrar refugio en otros templos parisinos.

Es el último ensayo antes del concierto. Esa noche, el célebre coro de Notre Dame, que se quedó sin casa tras el incendio de la catedral parisina, entona a capela el "Salve Mater" en la iglesia Saint-Étienne-du-Mont de París.

"Es diferente a nivel acústico. Las bóvedas de Notre Dame son inmensas, hay 33 metros de altura, allá necesitábamos un sistema de sonido, aquí no", explica a la AFP Marthe Davost, una cantante lírica de 29 años.

"Es también agradable, volvemos a encontrar nuestra intimidad artística", añade optimista esta soprano, antes de cantar este célebre himno gregoriano en latín dedicado a la Virgen María en la iglesia ubicada cerca de la catedral incendiada.

Desde el siniestro del 15 de abril, el prestigioso coro de Notre Dame, una institución que nació con la catedral en el siglo XII, ha tenido que encontrar refugio en otros templos parisinos.

Antes, daba cerca de un concierto por semana en la catedral y animaba 1.000 oficios al año. Ahora, acompaña las celebraciones litúrgicas en la iglesia Saint-Germain l’Auxerrois, cerca del museo del Louvre, y reparte sus conciertos entre cuatro iglesias parisinas que le abrieron sus puertas.

"Después del drama tuvimos que reorganizar rápidamente toda la temporada 2019-2020, encontrar nuevos lugares, adaptarnos a sus disponibilidades y a su acústica", explica Henri Chalet, director artístico y jefe de coro principal.

Para él, era impensable "dejar de cantar durante cinco años" -- el tiempo fijado para restaurar la catedral -- sin poner en peligro esta tradición casi milenaria.

"La catedral en la Edad Media fue un lugar primordial de descubrimiento de los inicios de la polifonía. (...) Fue allí donde se descubrió que se podía cantar a varias voces, que se inventó un ritmo (...), por lo que el coro defiende un verdadero patrimonio inmaterial", explica su director.

 

- 'La catedral no son solo piedras' -

 

No obstante, pese a su determinación, resulta difícil llenar las butacas sin el atractivo natural de Notre Dame, que contaba con un público regular de feligreses, pero también de turistas que venían del mundo entero para admirar esta joya gótica.

Apenas un centenar de personas se dieron cita para el concierto en la iglesia Saint-Étienne-du-Mont. Es poco, en comparación con las grandes multitudes que se agolpaban en la catedral para escucharlos.

"Hay menos turistas. Antes, la gente venía sin saber que estábamos ahí y se quedaba a escucharnos... ahora es diferente, hay menos gente", suspira Clemence Vidal, una cantante de 25 años, que integró este coro hace poco más de un año.

"Es cierto que mucha gente venía porque estábamos en la catedral", coincide Marthe Davost. "Pero ahora debemos seguir brillando fuera de los muros de Notre Dame".

De ello depende la supervivencia de este coro, compuesto de 160 miembros, pero también de su escuela de canto, ubicada en el barrio latino de París, y de sus 35 profesores. 

Financieramente, la situación es "complicada", admite su director artístico. Además de la fuerte caída en la venta de entradas, el conjunto ya no recibe el apoyo económico de la catedral y sobrevive gracias a subvenciones públicas (de la ciudad de París, del Estado y de la diócesis) y al mecenazgo privado.

"De la noche a la mañana la catedral ya no recibe nada. Todo lo que eran visitas del tesoro, de la iglesia, de la venta de los cirios... toda esa parte financiera se quedó en cero", señala Chalet. "Hay un verdadero reto financiero por lo que debemos encontrar una actividad sostenible durante este período fuera de la catedral".

¿Y los más de 850 millones de euros prometidos por empresas y particulares para la restauración del monumento? 

"Ha habido muchísimas promesas de donaciones, pero la mayoría van a la restauración del monumento", afirma el director del coro. "Es importante que la gente entienda que había una vida dentro de la catedral y que no son solo piedras".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS