Jay-Z, multimillonario propietario del servicio de transmisión rival Tidal, había retirado la mayor parte de su discografía de Spotify en 2017, meses antes de lanzar su álbum "4:44" exclusivamente en su propia plataforma musical.

Más artículos...