Con música y donaciones, las estrellas de África conciencian del peligro del COVID-19

Tipografía

"Hermanos, hermanas, mis queridos padres, les pido que respeten las consignas dadas por las autoridades de nuestros países y por la Organización Mundial de la Salud. Hagámoslo, por amor. Los amo".

Con donaciones, canciones y advertencias, las estrellas de África, como futbolistas y cantantes, intentan sensibilizar en las redes sociales a sus "hermanos y hermanas" sobre el peligro que entraña la propagación de la epidemia de COVID-19 en el continente.

El futbolista del Liverpool Sadio Mané, senegalés, echó mano al bolsillo para mostrar su apoyo, con una donación de 30 millones de francos CFA (unos 45.0000 euros) para la lucha contra el COVID-19 en su país, según su representante, citado en los medios.

En Costa de Marfil, el futbolista retirado Didier Drogba donó mascarillas a la catedral de Abiyán, con la advertencia: "Hermanas mías, hermanos míos, les pido que se tomen en serio este tema, pues tendemos a ser demasiado laxos en nuestras reacciones frente a la situación". 

"Hermanos, hermanas, mis queridos padres, les pido que respeten las consignas dadas por las autoridades de nuestros países y por la Organización Mundial de la Salud. Hagámoslo, por amor. Los amo", lanzó otro futbolista retirado, el camerunés Samuel Eto’o.

África subsahariana contaba con 1.642 casos y una veintena de decesos, según un recuento realizado por la AFP este jueves a las 11H00 GMT a partir de los casos declarados oficialmente. La región teme una propagación de la pandemia, que pondría a prueba sus deficientes estructuras sanitarias.

En Sudáfrica, el país más afectado del continente, con 709 casos confirmados el miércoles, el capitán de los Springboks, campeones del mundo de rugby, Siya Kolisi, apoyó el confinamiento decretado por el presidente, Cyril Ramaphosa, en un video hilarante, en el que aparece sentado en un WC, leyendo y vigilando a sus dos hijos en la bañera. El confinamiento debe empezar el viernes. 

 

- Unidos contra la epidemia -

 

Otros embajadores del continente, como los músicos, hicieron lo mismo. En Dakar, Youssou N’Dour, cantante y fundador del grupo Futurs Médias (prensa escrita, radio, televisión), entregó a mediados de marzo un lote de material y equipos sanitarios al Ministerio de Salud. 

Los artistas se muestran unidos ante los mensajes de las autoridades para luchar contra la pandemia, incluso los más díscolos con el poder. En Uganda, el cantante Bobi Wine, diputado, que a principios de enero fue detenido por su oposición al presidente Yoweri Museveni, pidió a sus seguidores que "cumplan con la distancia social y a la cuarentena" en un video en Twitter.

En Senegal, el colectivo de raperos "Y en a marre" ("Estamos hartos"), en general muy comprometido contra la corrupción y por la renovación de la clase política, lanzó una canción y un clip, "Fagaru Ci Corona" ("prevenir el corona"). 

En República Democrática del Congo, las estrellas de la rumba cantan, por una vez, algo distinto al amor, sus alegrías y sus tormentos. "Fally está en modo confinamiento, se acabaron los besos", publicó en Twitter el cantante Fally Ipupa, en una melodía improvisada, con una guitarra acústica.

"Así que, por favor, mis queridos hermanos y hermanas, respetemos el confinamiento, es muy muy importante, quédense en casa, respeten las consignas dadas por las autoridades y la OMS", agregó el 'crooner' de Kinshasa. Las autoridades de su país no ordenaron medidas de confinamiento, pero decretaron el cierre de las fronteras, de los lugares públicos y aislaron Kinshasa.

Con voz grave y tono de circunstancia, su compatriota Koffi Olomide avisó a los congoleños del peligro del “Kuluna-virus”, en un juego de palabras con "kuluna", que designa a las bandas armadas de Kinshasa, uno de los terrores urbanos de la capital de diez millones de habitantes.

En Costa de Marfil, el cantante DJ Kerozen, también echó mano de sus dotes artísticas en las redes sociales, con unos versos sobre el COVID-19. 

La estrella panafricana y referencia para generaciones de músicos, el saxofonista camerunés Manu Dibango, falleció en Francia a causa del coronavirus. 

El compositor de "Soul Makoss" es la primera celebridad mundial que muere a causa del virus. El cantante congoleño Aurlus Mabélé, una figura del "soukouss" -versión moderna de la rumba congoleña-, infectado de coronavirus, también falleció hace una semana en París.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS