Éxito en Milán de la primera ópera de György Kurtág

Tipografía

El compositor, de 92 años, se basó en la obra teatral "Fin de partida" de Samuel Beckett (1906-1989) para su primera obra lírica, que arrancó nada menos que ocho minutos de aplausos de uno de los públicos musicales más exigentes de Italia.

La primera ópera compuesta por el húngaro György Kurtág, considerado uno de los compositores más importantes de música contemporánea, arrancó ovaciones del público y elogios de la crítica tras su estreno en el templo de la lírica italiana, el Teatro alla Scala de Milán.

"Triunfo en la Scala. Kurtág vence el reto", tituló el diario Il Corriere della Sera, cuyo crítico musical, Enrico Girardi, la calificó de "hito" por su "refinada escritura, intensa y esencial".

El compositor, de 92 años, se basó en la obra teatral "Fin de partida" de Samuel Beckett (1906-1989) para su primera obra lírica, que arrancó nada menos que ocho minutos de aplausos de uno de los públicos musicales más exigentes de Italia. 

Familiares de Beckett así como el primer ministro húngaro, Viktor Orban, asistieron al estreno de lo que ha sido considerado uno de los eventos musicales más importantes del año, al que concurrieron también importantes músicos como Maurizio Pollini, András Schiff, Pierre Laurent Aimard, entre otros.

"Kurtág logró captar la ironía y el drama de la obra de Beckett, algo que suele ser muy difícil", comentó por su parte el italiano Marco Mazzoleni, especialista en ópera.

"Nadie había hecho hasta ahora una ópera con el trabajo de Beckett. Desde la década del 80 la Scala no proponía una ópera moderna de tal envergadura", recalcó.

"Quise ser leal al 100% a Beckett", explicó recientemente György Kurtág en una conferencia de prensa. 

El compositor, nacido en 1926 en el seno de una familia húngara residente en Rumania, quedó deslumbrado con "Fin de partida" tras su estreno en París en 1957. 

"Tuve la oportunidad de ver la obra unos meses después del estreno mundial. Era la primera vez que hablaba con Beckett", contó. 

"Quedé muy impresionado. Me prometí a mí mismo de que si un día escribía una ópera, me inspiraría en esa obra maestra", confesó en una entrevista a Girardi. 

Famoso por sus pequeñas obras sinfónicas que no superan los 20 minutos, Kurtág aceptó el desafío de componer una ópera por la tenacidad de Alexander Pereira, director artístico y superintendente de la Scala, quien fue director de la Ópera de Zúrich y del Festival de Salzburgo.

"Es la ópera más importante que se ha compuesto en los últimos treinta años", declaró satisfecho Pereira.

Kurtág y su inseparable esposa Marta no pudieron asistir al estreno debido a la edad, pero escucharon el concierto en directo por radio. 

La obra, de un solo acto, contó en la dirección de escena con el franco-libanés Pierre Audi y para la dirección musical con el alemán Markus Stenz. 

Después de Milán, "Fin de partida" será presentada en Amsterdam.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS