BTS, los reyes del K-pop, desembarcan en París

Tipografía

Apenas unos minutos hicieron falta para vender las 40.000 entradas disponibles para sus dos actuaciones en el estadio del AccorHotels Arena, un hito habitualmente reservado a los pesos pesados anglosajones como los Stones, McCartney, Bruce Springsteen o Beyoncé.

Su éxito es planetario: idolatrados por un ejército de fans, portada de la revista Time y oradores ante la ONU, los BTS, fenómeno del pop surcoreano, actúan este viernes y el sábado en sendos conciertos en París con entradas agotadas.

Apenas unos minutos hicieron falta para vender las 40.000 entradas disponibles para sus dos actuaciones en el estadio del AccorHotels Arena, un hito habitualmente reservado a los pesos pesados anglosajones como los Stones, McCartney, Bruce Springsteen o Beyoncé.

Pero al éxito ya se han acostumbrado los siete jóvenes varones de BTS, banda que en mayo se convirtió en el primer grupo del boyante K-pop (pop surcoreano) en liderar el Billboard, la clasificación semanal de mejores ventas de álbumes en Estados Unidos, con "Love Yourself: Tear".

Suga, J-Hope, Rap Monster, Jimin, V, Jungkook y Jin, todos ellos de entre 21 y 25 años, fueron el principal tema de debate en Twitter en 2017, con el doble de menciones que Donald Trump y Justin Bieber juntos. 

Hasta el punto que la revista Time, que les acaba de dedicar la portada de su edición asiática, los colocó a la cabeza de su lista anual de "líderes de la próxima generación".

"Es el año de todos los récords para ellos, pulverizaron la plusmarca de visionado en 24 horas en Youtube (45 millones), se convirtieron en el primer grupo K-pop con una canción en el Top 40 británico, en llenar un estadio en Nueva York...", explica Jane Carda, experta en la cultura surcoreana y periodista en la revista Kpop Life.

"Su éxito estadounidense es revelador, son la rareza que todo el mundo quiere ver", afirma.

 

- Chicos malos -

 

Creada en 2013, BTS, como todas las "boys-bands" surcoreanas, se apoya en un concepto. "En coreano, BTS significa 'a prueba de balas'. La idea es que el grupo va contra los clichés, dice las cosas tal y como son, algo inusual en el K-pop", explica Jane Carda.

"Los artistas K-pop son todos muy profesionales, guapos, su estilo está muy trabajado, están preparados para realizar coreografías perfectas en sus conciertos. BTS se desmarca, porque juegan a ser un poco los chicos malos y en sus canciones aluden al malestar adolescente", según Alice, una fan de 18 años.

"Las dificultades en la escuela, pero también la omnipresencia del dinero, son temas que conciernen en particular a los jóvenes en Corea, donde los índices de suicidio son de los más elevados del mundo", según Carda.

Hace menos de un mes, el grupo pronunció un discurso en la ONU a través de su líder Rap Monster - su verdadero nombre es Kim Nam-joon -, en ocasión del lanzamiento de Generation Unlimited, una iniciativa internacional para que todos los niños estén escolarizados en 2030.

"Traté de encajar en los moldes creados por los demás (...) No importa quién seas, de donde vengas, tu color de piel o tu sexo, exprésate", dijo en inglés.

"La media de edad serán los 12 (en los conciertos de París, ndlr). Si bien también habrá algunos treintañeros y niños de 9 y 10 años", según Alice.

Para el público, en su mayoría femenino, será un momento emocionante: a los miembros de BTS les gusta estar cerca de sus fans, ofrecerles regalos, tocarles las manos.

"No sería de extrañar que uno de ellos llorara de verdad de emoción en el escenario, a veces pasa", afirmó Carda.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS