Kardashians: 10 años de gobernar al mundo

Tipografía

 La familia Kardashian lleva 10 años en la pantalla mostrando su estilo de vida. En palabras del experto en imagen pública Álvaro Gordoa, el clan ha sabido capitalizar el escándalo, ha sido coherente y además dinámico, tanto que su evolución ha logrado atraer a nuevos fans y mantener a los que se habían enganchado con su vida a través de la televisión.

 

 

En el año 2007 se estrenó Keeping Up with the Kardashians en la cadena estadounidense  E!, un reality protagonizado por las tres hijas del famoso abogado Robert Kardashian: Kim, Kourtney y Khloé, al que también se añadieron sus hermanastras Kylie y Kendall Jenner. El programa cumple una década en antena, convirtiéndose en uno de los más vistos por espectadores de todo el mundo y en una marca multimillonaria.

Tras diez años desde su lanzamiento y 13 temporadas emitidas, Las Kardashian se ha convertido en la serie de más éxito de E! desde 2010, con 9 spin-offs hasta la fecha y difundida en 167 países, que el 24 de septiembre emitirá un especial de 90 minutos para conmemorar sus diez años. 

Reporter  recuerda sus años de fama desvelando los secretos que podrían haber catapultado el reality.

El medio descubre que en 2011, el show de la familia Kardashian alcanzó los 10,5 millones de espectadores en solo dos noches por la boda de una de sus principales protagonistas, Kim Kardashian, con Kris Humphries, cuyo divorcio tuvo lugar 72 días después. A día de hoy, logra un promedio de 2,1 millones de audiencia cada domingo en su 13ª temporada.

En 2015 , la cadena de televisión estadounidense llegó a un acuerdo de 80 millones de dólares para renovar una temporada más.

Marcas millonarias

Sin embargo, los beneficios recaudados por la marca Kardashian no proceden únicamente de sus dramas en televisión. Estas cifras son una nimiedad comparadas con el imperio de moda y lifestyle que construyeron a partir de una boutique en el Valle y su triunfo en las redes sociales.

Las hermanas más famosas de la televisión cuentan con 700 millones de seguidores y cinco rentables apps, además de millones ganados en patrocinios y otros productos lanzados al mercado.

Entre ellos, destaca la línea de pintalabios promocionada por Kylie Jenner, que el año pasado recaudó 420 millones de dólares en ventas durante sus primeros 18 meses de lanzamiento.

Su hermanastra y modelo Kendall Jenner no se queda atrás, ya que la joven gana 370 millones de dólares por cada publicación en Instagram y ya es la tercera modelo mejor pagada, según la lista de Forbes, habiéndose llevado hasta 10 millones en campañas para Calvin Klein, Marc Jacobs y otras firmas. Kim Kardashian se embolsó cerca de 45,5 millones de dólares en 2016 de su aplicación y su propia página web, así como por sus diversos emojis.

Su línea de cosméticos le ingresó 14,4 millones de dólares solo el primer día de lanzamiento. Por su parte, la 'momager' del show, Kris Jenner, conserva una colección de perlas desde ese mismo año; mientras Khloé Kardashian y su marca de pantalones vaqueros le concedieron un millón de dólares en ventas en su primer día en el mercado y Kourtney debe el 10% de sus 10 millones de beneficios a la promoción  de unas píldoras con vitaminas para el pelo. La clave de su despegue: compartirlo todo Todo su éxito, apunta Hollywood Reporter, nació a partir del piloto de Keeping Up With the Kardashian, en el que Kim soltó su célebre "Os odio a todos". La mediana de las hermanas, de 36 años, ya era conocida por el vídeo en el que aparece manteniendo relaciones sexuales con su expareja Ray J, que se hizo viral en 2007.

 "Todo el mundo hablada de Los Osbournes, y le dije al productor Eliot Goldberg: "Tratemos de encontrar algo de este mundo y llevarlo a E!", explica Ryan Seacrest, productor ejecutivo del programa. Acto seguido, según relata el medio, Kris Jenner, mujer de Robert , madre de las protagonistas y manager del programa, se dejó llevar por un consejo de Deena Katz (directora de casting de Bailando con las Estrellas) y negoció con Seacrest la idea de llevar a cabo un reality.

Estaban cruzando el territorio de la cultura pop, especialmente Kim" Poco después, Goldberg consiguió reunir a un equipo de televisión para grabar en la casa de los Kardashian. El propio productor contactó al instante con Seacrest: "Creo que tenemos algo especial". Ted Harbert, el entonces director de E!, admitió la propuesta debido a la fama recogida que el padre se había labrado como abogado y a la conocida amistad de Kim con Paris Hilton.

La encargada de programación de la cadena, Damla Dogan, apostó por la célebre hermana desde el principio: "Estaban cruzando el territorio de la cultura pop, especialmente Kim. Ella tenía una mirada que no estaba en la televisión en ese momento. No era delgada, y eso era posible". Una semana después de las primeras negociaciones con la cadena y los prpductores ejecutivos, se lanzaron a la realización de la serie. Durante el primer encuentro entre Kris Jenner y el co-presidente de la productora Bunim/Murray Jeff Jenkins, ella le soltó una pregunta clave -"¿Cómo podemos hacer que esto sea un éxito?"- a lo que él le respondió: "Comparte todo".

Pero Kris tenía claro que el show no mostraría solo "imágenes bonitas" de la vida de los Kardashian, sino que también se verían "algunos de los momentos más vulnerables". Ellas ofrecieron un auténtico drama familiar" El público se enganchó al día a día de la familia de Hollywood y pudieron conocer detalles más íntimos tras el aparente velo de glamour. "Esta familia ha pasado por cosas en su vida que han introducido comprensión y aceptación a la gente. Todo, desde las relaciones interraciales hasta la adicción, a la transición de Bruce a Caitlyn. Siempre habrá una historia; ya que están comprometidos a hacerlo, el show puede continuar", destacó Seacrest.

 Harbert señala que, pese a las muchas opiniones creadas sobre las Kardashian, ellas ofrecieron"un auténtido drama familiar" -sobre el que concluye- "puedes decidir si no eres un fan de la forma en que hablan o el idioma que usan, pero por lo que puedo decir, la república todavía está de pie, y tenemos problemas más grandes que los Kardashians".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS