Prácticas sostenibles en la Bahía de Jiquilisco

Tipografía

En la emisión de este día nos acompañan José María Argueta y Mario Martínez, miembros de la Asociación Mangle. 

La Bahía de Jiquilisco es un humedal ubicado en  el departamento de Usulután. La Bahía de Jiquilisco es una reserva de biósfera conocida como: xiriualtique-jiquilisco, que significa  “la bahía de las estrellas”.

Se caracteriza por tener la extensión más grande de manglares, los cuales sirven de protección a las comunidades costeras y dan refugio a una innumerable cantidad de especies de importancia ecológica y comercial.

La longitud de la bahía es de 55 km y tiene una extensión aproximada de 63,500 ha, de las que la mitad corresponde al bosque de manglar  y el resto a estuarios y lagunas costeras, bañadas por las aguas de los ríos lempa y grande de san miguel.

“Sitio Ramsar es un lugar de importancia internacional para aves y especies, como la Bahía de Jiquilisco”, comentó Argueta.

Muchas aves viajan desde norte América hasta este humedal, declarado sitio Ramsar el 31 octubre de 2005, por ser un ecosistema de relevancia internacional.

“Para la humanidad es un sitio donde hay diversidad de especies, hay comunidades enteras que viven justamente en ese sector, donde se combina la naturaleza y las personas”, expresó Martínez.

Nuestros invitados comentaron que los monocultivos y el uso de pesticidas están afectando los manglares; sin embargo, dijeron no estar en contra del cultivo de caña en el país, sino de las malas prácticas que se hacen en este tipo de cultivo.

Expresaron que se han realizado estudios en los que han descubierto contaminación proveniente de los cultivos algodoneros en el sector.

No se pierda todos los días su programa Impacto Ambiental, solo por Canal 19.