Niña de 11 años  gana $25.000 por desafío científico

Tipografía

“Usé cloruro para dopar los nanotubos. Cuando el detector se sumerge en agua con plomo, las moléculas de este metal se ven inmediatamente atraídas al cloruro”, detalló.

 

A la corta edad de 11 años, Gitanjali Raoha sido galardonada con el premio “Desafío Científico Joven 2017”, al desarrollar un proyecto que garantiza la salud y la integridad física de los habitantes de Flint, en el estado de Michigan, puesto que en el año 2014 se descubrió que sus tuberías de agua contenían fuertes cantidades de plomo y una parte de ella, era consumida por la población.

Los altos costos del análisis de una muestra acuífera, limitan en gran medida que algunas zonas del territorio estadounidense consigan la eficiencia y la pureza del vital líquido, pero una mente brillante rompió con la oscuridad de lo establecido, y mientras Gitanjali seguía la historia de los afectados, se ingenió una forma fácil y económica de detectar en el agua, compuestos tóxicos.

Gracias al concurso de ciencias organizado por la empresa multinacional 3M y la organización educativa Discovery Education, la pequeña ganadora se hizo acreedora de $25,000, con los que pondrá en marcha un desarrollo más intensivo de su invento bautizado como: “Tethys”, por la diosa griega del agua dulce.

El artefacto desempeña su función al emplear nanotubos de carbono, que miden el plomo y un sensor que se comunica a un dispositivo móvil a través de Bluetooth, envía los análisis de forma certera e inmediata, ahorrando el complejo y costoso trabajo de un laboratorio especializado.

Gitanjali expresó que siempre le interesó mucho la nanotecnología, y en una investigación desarrollada por el MIT (Massachusetts Institute of Technology), se percató que utilizaban nanotubos, pero en detectores de humo. Esto, llevó a su mente una pregunta que nadie había tenido antes: ¿Por qué no podrían usarse nanotubos para detectores de plomo?

Rao explicó que Tethys funciona en base al “dopaje”, que en este caso consiste en introducir elementos o compuestos químicos dentro de los nanotubos.

“Usé cloruro para dopar los nanotubos. Cuando el detector se sumerge en agua con plomo, las moléculas de este metal se ven inmediatamente atraídas al cloruro”, detalló.

Rao compró los nanotubos, preparó el cloruro con agua y sal y los “dopó” manualmente. Además, usó plomo en polvo —soluble en agua— para probar su artefacto.

“Mi detector mide la resistencia causada por las moléculas de plomo en los tubos y envía la información al teléfono móvil”, agregó la joven científica.Ella misma desarrolló también la aplicación móvil, usando el inventor de aplicaciones del MIT.

Kathleen Shafer, la mentora de Rao, la motivó en su idea de la estimulación de los nanotubos, y colaboró de forma permanente al perfeccionar todos los detalles de la investigación. La pequeña genio, se comunicó también con muchos expertos y varios de sus profesores de Ciencias en su escuela STEM School Hightland Ranch, que la ayudaron aún más en su preparación.

Cinco meses tardó en preparar por completo su proyecto “Tethys”, y la mayoría de los experimentos los realizo en un área que ella considera su laboratorio, para evitar accidentes.

Gitanjali expresó a medios internacionales de información, que cuando crezca quiere ser genetista o epidemióloga, pero por ahora, quiere seguir enfocada en el desarrollo de su invento que seguramente, cambiará de forma drástica el rumbo de una sociedad descuidada e interesada por cualquier cosa, menos por su salud.

El rumbo del dinero que ganó en el concurso está destinado a producir nanotubos dopados permanentemente con cloruro que puedan instalarse directamente en un grifo; convirtiéndolo en un proyecto innovador y práctico para cualquier hogar.

Los efectos del plomo en la salud de los seres humanos van desde daño en el desarrollo del cerebro de los niños, hasta anemia, hipertensión e insuficiencia renal, debido a que este elemento, al entrar al organismo se disfraza de un compuesto que el cuerpo necesita y al ser asimilado, causa daños irreversibles.

La niña expresó que le gustaría que su invento pudiera detectar otros químicos peligrosos que puedan filtrarse en el agua, como el cobre o el níquel.

“Creo que en cualquier lugar en el que se consuma agua podría usarse este dispositivo porque probar la calidad del agua es muy importante”, dijo a medios internacionales.

Las nuevas generaciones, cada día sorprenden con la innovación que no solo es beneficiosa para la humanidad, sino, que para ellos mismos. Los talentos deben ser reconocidos y muchas veces el impedimento principal que se tiene, es el económico.

 

 

 

 

 

 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS