Exfoliantes físicos y químicos, ¿Cuál prefieres?

Tipografía

Todas usamos o hemos usado alguna vez exfoliantes para dejar nuestra piel perfecta.

Nuestra piel está sometida todo el tiempo a factores que la perjudican y necesita nutrición y cuidados. ¿Sabes cómo proporcionárselos? Hoy vamos a aprender!

Lo primero es conocer qué tipo de piel tenemos: normal, seca, grasa o mixta.
Una vez sepamos qué tipo de piel, todo está listo para iniciar.

La exfoliación es un proceso de regeneración celular que deja nuestra piel limpia y suave, es el momento perfecto para aplicar las cremas y los sérum, ya que la piel se hidratará el doble tras este proceso. Nos encontraremos con dos tipos de exfoliantes:

FÍSICOS: En crema con pequeños gránulos que arrastran la suciedad de los poros.

Modo de Empleo

Sobre la piel seca

- Realizar movimientos circulares ascendentes, masajeando con la yema de los dedos, favorecerás la oxigenación de la piel.

- No lo apliques en los labios y en el contorno de los ojos

- Acláralo con agua tibia

Sobre la piel húmeda

- Mezclados con agua facilita la limpieza, ya que estos mousses generan una espuma que hace que se deslicen con más facilidad.

- Tras la sesión, debes aplicar una crema hidratante o nutritiva, para mejorar el resultado.

QUÍMICOS: Ácidos suaves que no llevan micropartículas pero ejercen el mismo efecto, aunque no es recomendable para pieles muy sensibles.

Modo de Empleo

- Se debe aplicar sin frotar sobre la piel limpia y seca.

- Se deja puesto hasta que transcurre el tiempo recomendado y se retira con un movimiento ascendente.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS