España, que llegaba al encuentro segura de acabar líder del grupo F, acaba invicta la fase de clasificación para la Eurocopa por tercera vez en la historia con ocho victorias y dos empates, asegurándose ser cabeza de serie en el sorteo del 30 de noviembre.

En la línea de gol, el portero argentino Edgardo Norberto Andrada se lanzó como un jabato a su lado izquierdo, adivinando la dirección del balón e incluso saltando hacia adelante, aunque fue en vano. 

La Roja da así un paso más en su ambición de ser cabeza de serie en la Eurocopa, para lo que tendrá que vencer también el lunes en su último clasificatorio a Rumanía, que perdió este viernes 2-0 con Suecia, con lo que los nórdicos acompañarán a España en la Eurocopa.

La Selecta salvadoreña tenía en el mediocampista Óscar Cerén y en el delantero Rodolfo Zelaya a sus hombres más peligrosos en el ataque, pero como una maldición que ha seguido a la escuadra centroamericana en sus últimos partidos, volvió a aparecer la inefectividad para anotar.

Más artículos...