El equipo romano se clasifica para las segundas semifinales de su historia, tras hacerlo en 1984, un año en el que alcanzó la final y perdió en los penales el título contra el Liverpool en el Olímpico de Roma.

Más artículos...