¿Cómo están los ánimos? Brasileños aún no conectan con la Copa América

Tipografía

Sao Paulo, sede de la inauguración este viernes del torneo continental, amaneció con dificultades en el transporte. Belo Horizonte -otra anfitriona- y algunas ciudades del gigante sudamericano despertaron con el metro cerrado, como parte de una huelga general en rechazo a una reforma en las pensiones del gobierno de Jair Bolsonaro.

Escándalos políticos. Huelga. La denuncia contra Neymar. Torneo de fútbol local... Los brasileños tienen la agenda llena como para priorizar a la Copa América, pese a su favoritismo y a que se disputa en casa. El ambiente festivo está a cargo de los extranjeros.

Sao Paulo, sede de la inauguración este viernes del torneo continental, amaneció con dificultades en el transporte. Belo Horizonte -otra anfitriona- y algunas ciudades del gigante sudamericano despertaron con el metro cerrado, como parte de una huelga general en rechazo a una reforma en las pensiones del gobierno de Jair Bolsonaro.

A ello se suma el escándalo tras la filtración de mensajes del exjuez anticorrupción Sergio Moro -hoy ministro de Justicia- que muestran su presunta parcialidad en la condena del expresidente Lula da Silva.

A ese cóctel se suman las coberturas a las presentaciones ante la policía del astro Neymar -fuera se la selección por una lesión-, quien está acusado de violación, cargos que él rechaza.

A todo ello se dedicaron las noticias del viernes en la TV, antes de abordar la inauguración de la Copa, con el duelo entre Brasil y Bolivia. La apertura solo estuvo en pantalla un minuto y medio.

Luego dieron paso al torneo local: triunfo del Goiás, del Vasco y empate entre Sao Paulo y Atlético Mineiro. El Brasileirao entra en pausa desde este viernes.

En la portada del Folha de Sao Paulo la foto es del Mundial femenino: en una mesa de bar, una mujer ve el Brasil-Australia. Lleva puesta la camiseta 10 brasileña pero tiene tachado el nombre de Neymar Jr. y ha escrito encima el de Marta, la estrella del equipo de mujeres.

 

- ¿Favorito? ¿Para quién? -

 

Pese a que el equipo dirigido por Tite parece ser el más sólido de Brasil desde aquel histórico "Scratch" que se hizo con la Copa del Mundo en 2002, casi la mitad de los brasileños no ve a su selección como favorita para ganar la Copa América de 2019, a pesar de jugar en casa.

Según un sondeo del instituto Paraná Pesquisas revelado el jueves, al ser preguntados si la "selección brasileña es favorita para ganar la Copa América que se realizará en Brasil", el 46% respondió no, frente a un 39,6% que dijo sí y un 14,4% que no sabe o no respondió.

Además, el 70% de los encuestados reconocieron estar "poco" o "nada" interesados en la Copa América, en la que los brasileños buscan su novena estrella en la competición. El 23,7% dijo estar "interesado" y 3,4% "muy interesado" en el torneo.

Además, los organizadores de la Copa América informaron el miércoles que solamente han vendido el 65% de las entradas de los 26 duelos, frente al 70% que esperaban tener comercializados para esa altura.

"Son 26 partidos, hay partidos que están completamente vendidos y se llegaron a récord históricos en ingresos en Brasil. Lamentablemente hay partidos que tienen menos público", detalló el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. 

"Creemos que en la medida que vayan llegando los días estos ingresos van a ir mejorando porque conocemos la cultura de Sudamérica, que nos gusta ser de último momento", agregó.

Según el jefe de la Confederación Sudamericana de Fútbol, no se contempla modificar los precios para promover la compra de entradas.

 

- Filas para las entradas -

 

En el Memorial de América Latina de Sao Paulo, unas dos mil personas hacían fila el jueves en busca de sus ingresos.

La mayoría viene de Sudamérica, acompañando a sus equipos. Principalmente gente de Bolivia -que inaugura el torneo- y Perú, aunque también hay brasileños.

"Aquí no hay mucho ambiente de Copa. Pienso que la selección de Brasil ha perdido importancia entre su gente. Son más afines con sus equipos locales, tal vez por sus pocos logros", comenta Marcelo, un boliviano residente en Sao Paulo.

"Llevo dos horas en la fila. Con la tecnología que existe era para ir más rápido", dice por su parte el brasileño Eliseo, quien vino de Mato Grosso do Sul, a 1.000 km de Sao Paulo, directo del aeropuerto a buscar su entrada. "Brasil tiene bastante táctica, pero Neymar marca la diferencia", dice, extrañando al crack del Paris Saint-Germain.

Bolivianos y peruanos llegan en grupos, vistiendo camisetas de su selección. Algunos tienen entradas para casi todos los juegos. 

"Hemos comprado las entradas más baratas, nos toca en las tribunas de arriba, parados (ríe). No he sentido ambiente de Copa aquí en Sao Paulo. Creo que son más hinchas de los equipos locales", explica el peruano Javier. 

"Brasil es favorito porque es local, pero creo que Perú le puede hacer pelea", agrega.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS