Pablo Carreño, la presión de hacer olvidar a Nadal

Tipografía

"Está al 100%", intentó tranquilizar ya el martes el capitán español de Copa Davis, Sergi Bruguera, para referirse a Carreño, número 21 del ranking ATP y su líder inesperado para el reto de clasificar a la final del 'Torneo de la Ensaladera'.

Cuando Rafa Nadal abandonó por lesión en semifinales del Abierto de Estados Unidos y renunció a jugar la semifinal de la Copa Davis entre España y Francia, todos miraron hacia él: Pablo Carreño, el ahora número 1 del equipo y toda una incógnita también por sus recientes problemas físicos.

"Está al 100%", intentó tranquilizar ya el martes el capitán español de Copa Davis, Sergi Bruguera, para referirse a Carreño, número 21 del ranking ATP y su líder inesperado para el reto de clasificar a la final del 'Torneo de la Ensaladera'.

Carreño renunció en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos, el pasado 30 de agosto, durante el quinto set de su partido de segunda ronda contra el portugués Joao Sousa. 

Su aductor izquierdo dijo basta y el asturiano tuvo que renunciar a continuar en un torneo en el que un año antes había alcanzado las semifinales, con la enorme pérdida de puntos en el ranking ATP que ello le suponía al despedirse ahora en segunda ronda.

Superado el disgusto, Carreño tenía como misión recuperarse contrarreloj para estar disponible para el equipo.

Estuvo entrenando en Asturias, donde el pasado fin de semana se resintió del problema, pero viajó a Francia y a lo largo de la semana los mensajes han sido optimistas y tranquilizadores, haciendo pensar que está en forma para poder vestirse con el papel de superhéroe que ha dejado libre Nadal.

Este jueves se confirmó que jugará los individuales y el sorteo determinó que abrirá la eliminatoria contra Benoît Paire, 54º del mundo.

"Jugar la Davis siempre es más difícil para los jugadores porque hay mucha presión. Tras las dura baja de Rafa, el equipo sabe que lo tiene más difícil, pero es más que posible. Pablo tiene ya experiencia representando a España y con varias eliminatorias fuera, por lo que le veo preparado", estimó el exnúmero 1 mundial español Juan Carlos Ferrero, que en su carrera ganó Roland Garros en 2003 y tres Copas Davis.

"En la gira americana estaba mostrando un gran nivel. Una pena que tuviera que retirarse en el US Open y una alegría que se haya recuperado a tiempo para representarnos", apuntó el hombre que dio a España en el 2000 el punto para ganar la primera Davis de la historia de su país.

 

- Primera semifinal -

 

Carreño está ahora fuera del 'Top 20', lastrado por los puntos que ha perdido en el Abierto de Estados Unidos, donde fue semifinalista en 2017, lo que le valió hace justo un año tener su mejor puesto en la clasificación ATP (10º).

Después de su impresionante 2017, este año 2018 no ha sido tan bueno en resultados y no ganó ningún título, con los octavos de final del Abierto de Australia como su mejor resultado en las citas del Grand Slam.

Por ello la Copa Davis adquiere para él una dimensión especial, que le tiene muy ilusionado.

"Esta es mi primera semifinal. Hay que mantener la calma y echar fuera los nervios. No es fácil", admitió el pasado fin de semana en declaraciones a la página web de la Copa Davis, sin fijar a ningún equipo como favorito.

Debutó en la Davis en 2016 y hasta ahora su balance tiene luces y sombras, con dos partidos individuales ganados y dos perdidos. En dobles jugó dos encuentros representando a España, uno ganado y otro perdido.

En Lille tiene su gran oportunidad. La ocasión de hacer olvidar durante unos instantes a Rafa Nadal, una misión siempre complicada pero que espera cumplir con toda la mística que rodea la emblemática Copa Davis.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS