Después de 5.000 km, incluyendo 3.000 km de especiales, diez etapas y mucha arena, es con una gran sonrisa que el catarí llegó a Lima. Junto a su copiloto, el francés Matthieu Baumel, al-Attiyah dominó este Dakar peruano, ganando tres etapas (y logrando cuatro segundos lugares), aventajando a su delfín, el español Nani Roma (Mini).

Más artículos...