Diversas reacciones genera el simulacro de transmisión de datos por parte del TSE